DSC00220

Inter Miami continuó sobre la senda del triunfo el domingo, remontando el encuentro para derrotar 2-1 en el DRV PNK Stadium a uno de sus oponentes de la Conferencia Este, el Atlanta United. El partido fue el cuarto que el equipo ganó en fila, y contó con varios aspectos que el equipo ha venido haciendo bien.

Generando ocasiones de calidad

El domingo, Inter Miami generó la mejor oportunidad del partido de acuerdo con los cálculos xG (goles esperados) cuando Bryce Duke anotó el gol ganador en la segunda parte. El remate del mediocampista ocurrió luego de un contraataque, con Leonardo Campana, quien fue nombrado en el Equipo de la Semana de la MLS para la semana 8, brindando una asistencia con una pase al espacio para que rematara a portería vacía. La ocasión en ataque tuvo un registro de 0.92 xG, la cifra más alta en una ocasión de ataque de Inter Miami en lo que va de la temporada.

La generosidad de Campana para asistir a Duke resaltó una tendencia positiva para el equipo. Luego de la última derrota de Inter Miami, cuando cayó frente al Houston Dynamo el 2 de abril, el director técnico Phil Neville dijo, “en algunas ocasiones rematamos mucho mientras pudimos haber dado un pase más”. Desde entonces, el equipo ha parecido entender lo que pedía su entrenador, ya que han generado ocasiones de mejor calidad.

Otra métrica que demuestra la calidad de las oportunidades siendo creadas es el porcentaje de disparos del equipo que se producen dentro del área. Contra Atlanta, cinco de los siete tiros del equipo se dieron dentro del área, demostrando la continuación de una tendencia que ha visto a más del 70% de los remates del equipo en últimos tres encuentros ocurrir dentro del área.

Momento de forma escandaloso de Campana

La asistencia de Campana para el gol del gane es solo una parte de su sobresaliente actuación que ayudó a vencer a Atlanta. El delantero ecuatoriano además marcó el primer tanto de la tarde de Inter, bajando la pelota tras un centro con un toque sutil y dándose media vuelta para definir desde un ángulo cerrado.

La actuación de Campana le valió para ser nombrado en el Equipo de la Semana de la MLS por segunda ocasión en tres semanas, ser nombrado Jugador del Partido presentado por Heineken por tercera vez en los últimos cuatro encuentros, y también llegó a cinco goles y dos asistencias en los encuentros más recientes. En total, suma seis goles en todas las competencias y cinco en la MLS, con lo que se coloca segundo en la tabla de máximos anotadores de la liga. Mientras que su promedio de 0.91 por cada 90 minutos lo deja cuarto en la liga (tomando en cuenta a jugadores que han anotado al menos tres goles).

El domingo, el delantero no solo figuró en el partido por su gol y su asistencia, ya que también resaltó en otras métricas. Campana registró tres remates para terminar con una cifra de 0.88 xG, la segunda mayor cifra en el encuentro por detrás de Duke, y 0.52 xA (asistencias esperadas), segunda mayor cifra por detrás de Brooks Lennon del cuadro de Atlanta. Su combinado de 1.41 xG+xA fue el más alto del partido.

Mota desempeña el rol de conductor del mediocampo

En la ausencia de su compatriota, el mediocampista Gregore, Jean Mota cumplió la función de ser el conductor del centro del campo contra Atlanta, siendo el eje del mediocampo jugando de seis. La actuación de Mota fue elogiada por Neville tras el cotejo, y las estadísticas lo respaldan.

El volante se destacó con y sin la posesión, en particular siendo el jugador con más intercepciones en el encuentro con cinco y finalizando igualado con la mayor cifra en el equipo con siete recuperaciones de balón. Mota también lideró al equipo en varias categorías al tener control de la pelota: 63 toques, 43 pases, 39 pases concretados y 17 pases en la mitad de la oposición. También fue efectivo distribuyendo el esférico, completando el 85% de sus pases, con un 94% siendo en la mitad del rival.